Sobre nosotros

Inicio > Aspectos Emocionales > “Cuando explico a los padres que el niño comprende que hay algo importante sobre su nacimiento que es necesario decirle, se convencen enseguida”

“Cuando explico a los padres que el niño comprende que hay algo importante sobre su nacimiento que es necesario decirle, se convencen enseguida”

537
0

El psiquiatra y psicoanalista Serge Tisseron, que participó en la celebración del 15º aniversario de Eugin, insiste en la importancia de abordar el tema de los orígenes en las familias con niños nacidos de reproducción asistida

'Cuando explico a los padres que el niño comprende que hay algo importante sobre su nacimiento que es necesario decirle, se convencen enseguida'

Serge Tisseron | Foto: Juan Antonio Domingo

Desde que a los tres años empezó a devorar las aventuras de Tintín, el psiquiatra y psicoanalista francés Serge Tisseron no ha dejado de preguntarse por los secretos de familia. En su precoz contacto con la obra de Hergé le sorprendió vivamente que los detectives gemelos Dupont y Dupond (Hernández y Fernández en la versión española) tuviesen apellidos distintos. Tres décadas más tarde, en 1985, publicó un libro fascinante que apuntaba a un secreto familiar como piedra de Rosetta para descifrar el universo creado por el célebre historietista belga. Posteriores investigaciones confirmaron sus hipótesis sobre el trauma familiar que arrastraba Hergé. Hoy en día, una de las principales líneas de trabajo de Serge Tisseron tiene que ver con la comunicación entre los padres que recurrieron a las técnicas de reproducción asistida y sus hijos.

En el acto de celebración del 15º aniversario de Eugin, el pasado 3 de octubre, Tisseron reflexionó sobre las posibles consecuencias que, a su juicio, puede causar la ocultación de los orígenes a los niños nacidos de la reproducción asistida. “El pequeño presiente en todo momento que algo se le oculta y empieza a creer que lo que se esconde es algo doloroso sobre su nacimiento. Puede renunciar a preguntar, desde luego, pero esta pregunta es tan importante para un niño que al final no se atreverá a preguntar sobre nada”.

Si los padres reaccionan con incomodidad y evasivas a preguntas inevitables como ‘mamá, ¿de dónde vienen los niños?’ o ‘papá, dime, ¿y yo cómo nací?’, “el pequeño crecerá en un clima familiar en el que siempre se preguntará qué puede preguntar y qué no”, razona. Según este reconocido investigador, una situación así “dañará la comunicación familiar y generará inseguridad en el niño”.

Las dificultades de muchos padres para abordar esta cuestión capital con sus hijos tienen que ver, según la experiencia de Tisseron, con un doble motivo. Por una parte, a muchas personas les resulta doloroso rememorar la cascada de emociones intensas —y no siempre positivas— vivida durante el tratamiento. La segunda razón tiene que ver con la tensión que puede generar explicarles a los propios padres cómo fue concebido su nieto. “Muchos padres me dicen que están preparados para explicar a su hijo que ha nacido gracias a la reproducción asistida, pero tienen miedo de que él se lo explique a los abuelos. Y dicen: ‘Mi madre no soportaría saber que soy estéril’ o ‘A mi padre le dolería saber que la genealogía de la familia se ha roto’”, explica Serge Tisseron.

¿Cuál es el consejo, entonces, para los padres que tienen reparos en tratar este tema con su hijo? “Cuando explico a los padres que el niño comprende bien que hay algo importante relacionado con su nacimiento que es necesario decirle, se convencen enseguida. Para los padres, lo primero es contárselo al hijo, luego ya llegará el momento de hablarlo con los abuelos”.

Cómo y cuándo entablar la conversación es una duda recurrente entre los padres decididos a conversar abiertamente sobre la reproducción asistida. Tisseron recomienda hablar de ello delante del pequeño cuando este todavía es un bebé de pocos meses y no entiende lo que se le dice. “Es como un ensayo para interpretar una obra de teatro. El bebé está allí, pero aún no está en condiciones de ser un espectador que comprende la obra, así que los padres pueden repetirla las veces que haga falta delante de él. De este modo, cuando el niño empiece a plantear las primeras preguntas, la madre o el padre, o ambos, podrán responder sin problemas”.

Un lenguaje adaptado al niño

Cuando el niño, con 4 o 5 años, formula de manera natural la pregunta de los orígenes, Tisseron recomienda que los padres le respondan con sencillez y concreción, situándose físicamente a su altura y apoyando las palabras en elementos visuales y gestuales. “Es inútil quererlo explicar todo de una sola vez. Si el niño pregunta cómo nació, no ayuda en nada que los padres le expliquen que no podían tener niños, que fueron al médico una vez, dos veces, que fueron al hospital… Hay que explicarle lo esencial”.

'Cuando explico a los padres que el niño comprende que hay algo importante sobre su nacimiento que es necesario decirle, se convencen enseguida'

Para ayudar a los padres a salir airosos de la primera gran conversación con los hijos, Serge Tisseron publicó una fábula ilustrada titulada El misterio de las semillas de bebé.

Con el objetivo de ayudar a las futuras madres en este proceso, la Clínica Eugin ofrece este libro a sus pacientes, que valoran con una gran aceptación esta iniciativa. Se trata de una obra muy bien escrita que explica, en un lenguaje que un niño puede entender, las diferentes formas de ser concebido.

La psicóloga de Eugin, Laura Venereo, considera por su parte que “la decisión de explicarlo al niño recae exclusivamente sobre sus padres. En ese caso, es importante saber adaptar la información a las preguntas que él formula”, explica. “El objetivo es que él mismo construya su propia historia. En caso que los padres decidan contar al niño sus orígenes, este tipo de libro resulta una buena herramienta de apoyo para que el pequeño entienda y asuma con naturalidad las explicaciones sobre su concepción”, concluye.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Entradas Recomendadas