Sobre nosotros

Inicio > Clínica Eugin > Los expertos piden prudencia y un debate ético sobre la aplicación del nuevo sistema de edición genética CRISPR-Cas9

Los expertos piden prudencia y un debate ético sobre la aplicación del nuevo sistema de edición genética CRISPR-Cas9

94
0

La nueva técnica de edición genética permite cortar de forma muy exacta y eficiente el ADN de todo tipo de células para corregir alteraciones de genes que provocan enfermedades graves

Los expertos piden prudencia y un debate ético sobre la aplicación del nuevo sistema de edición genética CRISPR-Cas9
De izquierda a derecha, los doctores Rita Vassena, Juan Cruz Cigudosa, Paula Río y Lluís Montoliu.

Varios expertos españoles en edición genética han coincidido hoy en pedir prudencia y reclamar un debate ético sobre la aplicación del CRISPR/Cas9, la nueva técnica de edición genética que permite cortar de forma muy exacta y eficiente el ADN de todo tipo de células para corregir alteraciones de genes que provocan enfermedades graves.

El Colegio de Médicos de Madrid ha acogido esta mañana la jornada “CRISPR/Cas-9. Manual de uso de la edición genética”, organizada por el Grupo Eugin. En el acto han participado como ponentes Lluís Montoliu, investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) y CIBER (Centro de Investigación Biomédica en Red) de Enfermedades Raras; el doctor Juan Cruz Cigudosa, presidente de la Asociación Española de Genética Humana (AEGH); la doctora Paula Río, de la División de Terapias Innovadoras el sistema hematopoyético del CIEMAT y CIBER de Enfermedades Raras, y Rita Vassena, directora científica del Grupo Eugin y miembro del Comité Ejecutivo de ESHRE (sociedad europea de reproducción humana y embriología).

El sistema CRISPR/Cas-9 ha revolucionado la genética y ha alimentado las esperanzas de muchos pacientes que sufren enfermedades hereditarias. “Es un cambio que ha venido para quedarse”, ha señalado Montoliu, colaborador del considerado como uno de los padres de esta técnica, el microbiólogo también español Francisco Juan Martínez Mojica, que está en las quinielas del Nobel en los últimos años. Por ahora, este sistema no ha llegado aún a la práctica clínica, a los pacientes -a excepción de una investigación realizada en China con pacientes con cáncer de pulmón ya desahuciados-, aunque se está probando con éxito en el laboratorio, con modelos animales y celulares. E incluso con embriones humanos generados sólo para investigar, como publicó el pasado verano un grupo de científicos de China, Corea del Sur y Estados Unidos.

El Grupo Eugin organiza su primera jornada sobre edición genética

Una aplicación sobre la que hay que tener cautela

“En el CRISPR, la imaginación es el límite”, afirma Montoliu. Aunque él mismo, y el resto de ponentes, se han encargado de poner frenos durante la jornada de Eugin. “Estoy seguro de que las CRISPR van a saltar a la clínica, pero no deberíamos hacerlo hasta que no seamos capaces de reducir al máximo los riesgos”, señaló. Cómo se ha constatado en varias investigaciones, la aplicación del CRISPR tiene porcentajes de eficacia bajos, de menos del 10 por ciento.  Entre otras adversidades, se ha detectado que su aplicación en una secuencia concreta del genoma causa modificaciones y mutaciones indeseables en otras secuencias del genoma, ha explicado Montoliu.

“La CRISPR es un sueño para los genetistas, es una gran herramienta de trabajo, pero es importante preguntarnos antes qué queremos hacer con ella: No nos pasemos de frenada”, ha indicado el doctor Juan Cruz Cigudosa, presidente de la Asociación Española de Genética Humana. Como ha explicado, la doctora Paula Río, este nuevo sistema de edición genética da esperanzas para pacientes de enfermedades como la anemia de Fanconi, pero aún es pronto para hacer el gran salto a la clínica diaria.

A su vez, Rita Vassena, directora científica del Grupo Eugin, también ha subrayado la necesidad de plantearse un debate ético sobre la aplicación del CRISPR y ha señalado que en su aplicación en fase experimental plantea dilemas sociales y legales. En este sentido, recordó que la investigación realizada con embriones que se publicó este verano no hubiera sido posible ni en España, ni en prácticamente el resto de Europa, donde no está permitido investigar con embriones creados expresamente para investigar.

“Hay que mejorar la eficacia del CRISPR, aplicarlo con gradualidad y tener en cuenta si ya hay alternativas que funcionan”, ha afirmado. En este sentido, Vassena destacó que en el caso de los embriones ya existe desde hace 20 años el diagnóstico genético preimplantacional, que sirve para detectar enfermedades genéticas en un embrión y poder, así, seleccionar los embriones que darán lugar a un embarazo sano.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Recent Posts