Sobre nosotros

Inicio > Clínica Eugin > La edición genética, a debate

La edición genética, a debate

317
0

La directora científica de Eugin participa en el encuentro Regueifa de Ciencia, en Galicia, explicando cómo podrá ayudar la edición genética en la salud reproductiva

La edición genética, a debate

El pasado mes de diciembre, para acabar el año, nuestra Directora Científica de Eugin, la Dra. Rita Vassena fue invitada a una Regueifa de Ciencia en Santiago de Compostela, eso es, un debate de ciencia en el que participó junto a Anna Veiga (Directora de I+D del Área de Biología del Servicio de Medicina de la Reproducción de Dexeus Mujer).

En el evento, también participaron Lluís Montoliu (Investigador en el Centro Nacional de Biotecnología CNB) y César Nombela (Catedrático de la Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid). Dos equipos, uno a favor y otro en contra, debatieron y contestaron a la pregunta “¿Debemos permitir la modificación genética en embriones humanos?”.

El equipo a favor, compuesto por Rita Vassena y Anna Veiga, argumentó que aunque la técnica CRISPR-CAS9 es muy reciente y que no se debería usar a día de hoy tal y como la conocemos para editar embriones humanos con finalidades clínicas, sí se debería seguir investigando para controlarla bien y tener la posibilidad de editar el genoma humano sin mucho riesgo en un futuro próximo. Vassena y Veiga apostaron por la promoción de la investigación con esta técnica, para optimizarla y que nos dé respuesta para entender patologías de origen genético, pero también para resolver cuestiones como saber qué papel tienen determinados genes para el desarrollo del embrión o el desarrollo de otros mecanismos fisiológicos que ahora desconocemos. Así, el equipo concluyó estando a favor de la investigación con esta técnica apostando por la aplicación clínica cuando esté lista, pero plantearon una pregunta: ¿Solo para enfermedades o también para mejoras de determinados aspectos? –sentenció Anna Veiga.

El equipo en contra, constituido por Lluís Montoliu y César Nombela, replicó que no se trata de decir un no rotundo a la técnica CRISPR-CAS9 y a la reparación genética de enfermedades, sino que consideraron que la propia tecnología debe primero mejorar los resultados y la interpretación de los resultados puesto que llevamos ya más de 30 años intentándolo. Sin embargo, concordaron que la solución no está en experimentar con los embriones humanos todo lo que haga falta, sino que el camino es perfeccionar y experimentar con animales. Además, añadieron el tema moral y ético, manifestando que “toda la vida de cada ser humano ha empezado por ser un embrión, con lo cual investigar con ellos, con fines experimentales, instrumentalizarlo, es algo que desde un punto de vista ético y moral está mal visto”. Concluyeron diciendo que tenemos la capacidad de decidir dónde empezar la modificación genética pero que no conocemos lo suficiente las herramientas de corrección que van  a permitir generar esa corrección de una forma adecuada, segura y eficaz.

También durante el debate, se les hizo a los ponentes algunas preguntas más, una de ellas siendo “¿Tenemos la tecnología adecuada para editar el genoma con seguridad?” en la que el equipo a favor contestó que la técnica estaba presente pero que todavía no se podía aplicar clínicamente, de ahí la importancia de seguir investigando y experimentar.

En contrarréplica, el equipo contrario argumentó que la tecnología por ahora no va a mejorar. Mencionaron que llevamos años con la técnica CRISPR-CAS9 actuando en bacterias y que es muy precisa pero lo que no tenemos resuelto es lo que no hacen las herramientas. Es decir, los cortes se producen esencialmente donde uno los dirige, pero todavía no tenemos la capacidad de restaurar el gen de la forma correcta una vez cortado. Por lo que se plantean dos problemas: primero, que el corte se produce la gran mayoría de veces donde nosotros queremos, y un número limitado de veces, en secuencias ligeramente parecidas; esto declara el Montoliu “se debería poder corregir pronto”. Pero el segundo problema que surge es saber cómo restaurar la continuidad del ADN una vez lo hemos cortado, este es el problema que está bloqueando la aplicación inmediata en terapia génica –concluyó el equipo en contra.

Tras otras preguntas adicionales como “¿Existen alternativas a la modificación genética de embriones humanos?”, “¿Qué implicaciones tendría la edición genética de embriones para las generaciones futuras?” y “¿Estará la edición genética al alcance de todos?”, se abrió paso al público que les planteó más preguntas a los ponentes presentes.

Finalmente, el evento concluyó con los votos del público antes y después del debate acerca de la pregunta principal y motor de la conferencia “¿Debemos permitir la modificación genética en embriones humanos?”. El resultado pre-debate fue de un 54% a favor, un 18% en contra y un 28% contestó “No lo sé”. Y el resultado post-debate fue de un 60% a favor, un 31% en contra y una bajada notable de un 9% que contestó “No lo sé”.

Se puede ver el debate completo aquí.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Recent Posts