Sobre nosotros

Inicio > Aspectos Emocionales > ¿Y si las redes sociales te afectan cuando el embarazo no llega?

¿Y si las redes sociales te afectan cuando el embarazo no llega?

730
0

Las imágenes y comentarios en Facebook y otros medios de amigos que han sido padres o esperan un bebé pueden alterar tu estado de ánimo cuando tienes dificultades para concebir. Aquí tienes algunas recomendaciones para superarlo

¿Y si las redes sociales te afectan cuando el embarazo no llega?

KATE BRIAN

Las redes sociales se han convertido en una manera popular de mantenernos en contacto con amigos y familiares, y también de asegurarnos que estamos al día de sus vidas. Pero si estás buscando, sin éxito, quedarte embarazada también pueden ser un inconveniente. Especialmente Facebook está lleno de novedades sobre la familia de los demás, y te encontrarás con inesperados anuncios de embarazo, ecografías sin fin e instantáneas de bebés, niños y padres sonrientes.

La sombra de internet es alargada

Si estás buscando quedarte en estado, puede que hayas perfeccionado técnicas para escapar de las reuniones que giran en torno a la familia, que hayas reducido el tiempo que compartes con amigas que, ¡ellas sí!, están embarazadas o que te asegures de que en tu camino al trabajo no pasas por delante de ninguna guardería en hora punta. En el caso de las redes sociales, puede resultar mucho más complicado evitar la sensación de que estás siendo bombardeada con noticias de las familias felices de los otros.

Puede ser particularmente duro si una amiga embarazada explica en un post lo harta que está de sentirse cansada y limitada, o si unos padres se quejan online de niños que no dejan de llorar o de las noches en blanco que llevan acumuladas. Esos son problemas que a ti te encantaría tener.

No solo se trata de fertilidad…

Duele cuando uno tras otro de tus amigos en la red anuncian que esperan un bebé, y entonces empiezas a pensar si todo responde a un plan perverso para abarrotar tu timeline de mensajes que no deberías ni mirar. A otras personas estos anuncios les pueden afectar por otras razones. Tus amigas y amigos solteros tal vez sientan un escalofrío cada vez que se topan con fotos de boda o de parejas encantadas de haberse conocido. A aquellos que han perdido a sus padres les pueden causar tristeza los retratos de padres y madres ajenos. Y tus amigos que están en el paro o atraviesan dificultades económicas pueden sentir celos cuando ven fotografías de vacaciones de ensueño que ellos no se pueden costear.

Es muy natural que creas que ninguna de estas situaciones es tan triste como lo que tú sientes. No obstante, sirven para mostrar que otras personas no piensan ni por un momento que sus publicaciones en las redes puedan afectarte, del mismo modo que a ti jamás se te había pasado por la cabeza que una foto tuya con tu madre o tu pareja podía tener un impacto negativo para alguno de tus allegados.

Algunos consejos

Así que, ¿cómo puedes dejar de estar preocupada por lo que aparezca en las redes? Desde luego, puedes dejar de entrar en ellas, pero si tu grupo de amigos las utiliza como un medio de comunicación habitual, una decisión de esta índole podría hacerte sentir aún más aislada.

  • Dejar de tener a alguien como amiga en Facebook porque está embarazada es una posibilidad, pero si no quieres ofenderla es más fácil que configures tu cuenta para que sus publicaciones no parezcan en tu timeline. De esta manera no tendrás que enfrentarte a actualizaciones regulares y ella no tendrá por qué saber que tú no sigues sus noticias.
  • Limitar el tiempo que le dedicas a los medios sociales también puede ser de ayuda. En realidad, no necesitas entrar en tus cuentas docenas de veces al día y puede ser ciertamente liberador consultarlas con menos frecuencia.
  • Otra posibilidad es que interrumpas las actualizaciones de tus redes que se envían a tu móvil o correo electrónico, ya que así disminuirás el riesgo de encontrarte de sopetón con algo que te estropee el día cuando estás de un lado para otro.
  • Considera la posibilidad de centrarte en otros tipos de redes sociales. Por ejemplo, Twitter puede ser más adecuado, ya que los usuarios no publican fotos familiares de la misma manera en que lo hacen en Facebook.

Por último, recuerda que aunque lidiar con las redes sociales puede ser delicado, también es una fuente de apoyo y amistad. Mantenerte conectada con otras personas que están pasando por experiencias similares y sumarte a grupos online sobre reproducción asistida puede suponer una ayuda extraordinaria. De lo que se trata es de encontrar la manera de que las redes sociales estén a tu servicio y de que tengan un impacto más positivo que negativo en tu viaje hacia la maternidad.

 
Kate Brian
Escritora y periodista
Kate Brian es periodista, escritora y autora de cuatro libros sobre maternidad y fertilidad, incluyendo The Complete Guide to IVF. Kate empezó a escribir des del punto de vista de las pacientes sobre infertilidad tras haber realizado ella misma un tratamiento de fecundación in vitro.
Actualmente, Kate colabora en varios medios como experta en fertilidad y escribe su propio blog, donde aporta las últimas noticias y puntos de vista sobre temas relacionados con fertilidad así como consejos útiles y recursos para quien está intentando tener un bebé.

¿Te has encontrado en una situación parecida? ¡Anímate y comparte tu experiencia con nosotros! También puedes participar en nuestras redes sociales.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Entradas Recomendadas